Imprimir

Se construyen Comedores Escolares dentro del proyecto Círculos de Alimentación Escolar

Escrito por Texto María Gabriela López Suárez.Fotos: Cortesía Proyecto CAE. Posted in Las Noticias

Las fiestas del buen comerSan Cristóbal de Las Casas. A más de un año y medio de trabajo, en el marco del proyecto Círculos de Alimentación Escolar (CAE) se construyen Comedores Escolares en las comunidades de Río Tanate’el, municipio de San Juan Cancuc y San Fernando, municipio de Pantelhó, como resultado del trabajo colectivo entre las organizaciones que integran el Círculo de Organizaciones Aliadas de los Altos de Chiapas, el equipo técnico y las comunidades participantes, informó Alicia Martín Alcaraz, coordinadora del proyecto CAE.

La construcción del comedor escolar da cuenta del trabajo organizado entre sus participantes, los procesos de comunicación y la  atención a las necesidades que demanda cada comunidad con la que trabajan, destacándose el diálogo de saberes, “éste permitirá entender los procesos y ritmos locales y las necesidades puntuales que cada comunidad presenta, para poder hacer frente a la gestión, operación y seguimiento del comedor”, señaló Martín Alcaraz.

Antecedentes del CAE

Es importante recordar que el CAE surge en el 2015, como una propuesta de las organizaciones sociales que integran el Círculo de Organizaciones Aliadas de los Altos de Chiapas conformado en agosto de 2013, previa iniciativa de convergencias y acciones conjuntas y que son donatarias de la Fundación W.K. Kellog para generar otras alternativas encaminadas a fomentar la soberanía alimentaria.

CAE

Las organizaciones que integran el CAE son Colectivo Feminista Mercedes Olivera, A.C. (COFEMO); Centro de Investigación y Servicios Profesionales, A.C. (CISERP); Aid To Artisans (ATA); Proyecto DIFA Alternativas y Actualización, A.C.; Fundación Adopta una Escuela; Fundación Bruja Violeta, A.C.; Fundación Cántaro Azul, A.C.; Fondo Para La Paz; Instituto para el Desarrollo Sustentable en Mesoamérica, A.C. (IDESMAC); K’inal Antsetik; Patronato Pro Educación Mexicano, A.C.; SnaJtz´ibajom “Cultura de los Indios Mayas A.C.”; Hábitat para la Humanidad, A.C.

La dinámica que da pauta a crear los comedores escolares

Alicia Martín Alcaraz detalló que la creación de los comedores escolares responde también a la organización de cada comunidad con la que participan y cómo adquieren conocimientos, detectan sus capacidades y necesidades locales, “que permitan una autonomía en su operación diaria”.

 

Explicó que el CAE, a través de las Fiestas del Buen Comer, “fomenta la articulación y fortalecimiento de las estructuras organizativas y operativas locales”.

 

Con relación a las Fiestas del Buen Comer, éstas se realizan una vez al mes y conforme pasa el tiempo han sido más frecuentes hasta llegar a cuatro veces por semana, a decir de la coordinadora del CAE,  “esto indica que los actores locales han superado los retos que implica acopiar, producir y cocinar los alimentos de manera cotidiana para satisfacer las necesidades alimenticias y nutricias de la población infantil”, puntualizó.

 

En este proceso también fungen un rol importante los Comités de Alimentación Escolar, integrados por madres, padres, docentes de las comunidades con las que trabajan y otros actores comunitarios, quienes “ponen a prueba su capacidad siguiendo un esquema de acopio, producción y preparación de alimentos que sirva de referencia para la administración del futuro comedor, asumiendo un aumento de frecuencia en su celebración en función de la preparación de cada comité”.

 

Una vez establecidas las condiciones, organizativas, operativas como de gestión, por los participantes del proyecto que permitan la gestión del servicio de alimentación, se procede a construir la primera etapa, la infraestructura, es decir, “el Comedor Escolar, Sve’em Koxetik, lugar donde comen los niños”, comentó.

Posteriormente, “se inicia una segunda etapa que implica la participación directa de las comunidades en su construcción, conociendo las técnicas, materiales locales y formas de aplicarlos, para que la infraestructura sea sustentable, mantenida por los usuarios”.

 

 

Martín Alcaraz enfatizó que estos comedores tienen un diseño participativo, destacando el reconocimiento a las necesidades y gastronomía de cada comunidad, el uso de materiales locales y técnicas fáciles de aplicar, de manera que la gente local, mujeres y hombres, pueda insertarse en este proceso de construcción de la infraestructura, la preparación de alimentos y el mantenimiento sustentable.

 

Organizaciones participantes en la construcción de comedores

Finalizó mencionando que en la construcción de los comedores participan, entre algunas de las organizaciones, “Hábitat con las estufas ahorradoras de leña, Cántaro Azul, con el sistema de potabilización de agua; Idesmac, en cuanto todo el proceso administrativo-legal, de acompañamiento y asesoría y la financiación en Río Tanate’el es de Kellogg, en el caso de San Fernando, Pantelhó es de la Fundación CMR”.

Texto María Gabriela López Suárez

Fotos: Cortesía Proyecto CAE